Añada ejercicio

Encontrar el momento de hacer ejercicio es difícil para los padres ocupados, pero el tiempo que le dediquen a ello valdrá la pena. Ejercitarse juntos significa disfrutar de tiempo de calidad en familia, y tiene muchísimos beneficios. No necesita ropa ni equipo especial para dar más pasos y añadir actividad a su día. ¡Todo cuenta como ejercicio!

Los beneficios de estar activo

La actividad física regular ayuda a:

  • Fortalecer los huesos y músculos
  • Mejorar el estado de ánimo y salud mental
  • Controlar el peso
  • Reducir el riesgo de:
    • Enfermedades cardiacas
    • Diabetes tipo 2
    • Algunos tipos de cáncer

Source: Center for Disease Control and Prevention

 

Recompensas dobles

Las tareas de la vida diaria son parte clave de su actividad física. ¡Queman más calorías de lo que cree!

  • Muévase al ritmo de la música al barrer, pasar la aspiradora o trapear. Baile o haga sentadillas mientras limpia. 
  • Lave el automóvil con los niños. A los niños les encanta jugar con agua y jabón.
  • Rastrillen las hojas. Compitan para ver quién recoge más hojas. Decore o use bolsas con motivos de la estación, por ejemplo bolsas con motivos de calabaza en Halloween.
  • Trabajen en el jardín. Un buen ejercicio es cargar bolsas pesadas de tierra  y hacer sentadillas para sembrar plantas o sacar las malas hierbas. Y a los niños les encanta jugar en la tierra, así que déjelos cavar y sembrar. Si no tiene un jardín en casa, busque por Internet un jardín comunitario.

Consejo de una madre

"Nosotros jugamos a atrapar las hojas en los días con viento. Vemos quién recoge más hojas amarillas, anaranjadas o rojas. Luego las rastrillamos todas juntas para hacer montones y brincar encima de ellos". –Cindy

 

¿Quiere saber cuántas calorías está quemando?

Vea la calculadora de calorías quemadas.

 

Pasos pequeños, grandes recompensas

Hay muchas maneras sencillas de agregar actividad física a su día.

  • Use las escaleras siempre que pueda.
  • Muévase durante los comerciales. Marche en el mismo sitio o haga saltos de tijera o abdominales.
  • En lugar de caminar a buscar la correspondencia, camine dando grandes zancadas hasta el buzón y de vuelta a la casa. 
  • Si pasa sentado mucho tiempo durante el día, levántese al menos una vez cada hora. Estírese o haga círculos con los brazos.
  • paseos cortos  durante el día. Lleve a su hijo a la escuela caminando, salga a caminar a la hora del almuerzo o paseen juntos en familia después de cenar. ¡Tres caminatas de 10 minutos son tan buenas como una de 30 minutos!

Pasos pequeños que marcan la diferencia

Dé el primer paso y aprenda distintas maneras para mantenerse en forma.